¿A quién le has dado la llave de tus emociones?

llave dorada en mano

Ayer una alumna me soltó de repente:

-Es que Fran, tú tienes la llave de nuestras emociones. En este curso, gracias a ti, todos hemos llorado en algún momento.

Y le dije:

-¿Yo? ¿Por qué dices eso?
-Porque en cuanto ves que uno de nosotros se siente mal, tú le preguntas cómo se siente y enseguida abre como una puerta y se pone a llorar.
-Ya pero yo no tengo ninguna llave, esa la tiene cada uno de vosotros. Yo sólo os digo que la podéis usar, os recuerdo que la tenéis.
-Pero es que es como si no llegáramos a la cerradura y tu nos aúpas para que abramos la puerta.
-Está precioso esa forma de explicarlo. Gracias, corazón.

Me sentí muy identificado. Unos minutos antes, un niño de 8 años estaba en la asamblea con un rostro de disgusto pero sin expresar una sóla palabra, como maniatado o boquiatado. Yo le pregunté que cómo se sentía. Me dijo que mal. Y yo le dije que qué necesitaba expresar, que no necesitaba contenerse, que nadie se iba a meter con él ni le iba a criticar por hacerlo, que se diera permiso para hacer lo que le hiciera falta. En dos segundos rompió a llorar liberadoramente.

Cada uno tenemos el poder expresar nuestros sentimientos, en lugar de contener esa expresión por no ser correcta, por miedo al rechazo o a no controlar la situación. Esa expresión es lo que se denomina emoción. “Controlar las emociones” es una doctrina que se está extendiendo como “educación emocional”. Puede que sea conveniente para el entorno, pero desde luego es bastante poco conveniente para la persona. El objetivo es no hacer daño a los demás Y TAMPOCO hacernos daño a nosotros mismos. Toda emoción inhibida deja una situación abierta que acabará saliendo por algún sitio. Además nos impide resolverla ya mismo y aprender para el futuro. Y en Savia el objetivo es aprender… para la vida.

Puede que pienses que, en algún momento de tu vida, le diste la llave de tus emociones a tu padre, a tu madre, a lo que piensen los demás de ti, a tus amigos, o a dios. Sin embargo, has de saber que la sigues teniendo tú, en tu propio bolsillo. En el momento en el que te des permiso, puedes volver a usarla, a expresarte libremente, como hiciste el día en que naciste, y reencontrar el camino de la sabiduría y la salud en ti.

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088