Aprobados y suspensos huecos

Llegado este punto del curso escolar, me planteo cómo ha sido la evolución de mis chicos, tanto en el centro escolar donde trabajo como con los chicos del centro de menores.

Clase

Desde un punto de vista superficial, la apariencia de algunos es aceptable, y la imagen de otros está un poco perjudicada por las notas, el comportamiento, la madurez, etc…

Sin embargo, el objeto educativo se queda en estas superficialidades. Si una persona tiene buen comportamiento y saca buenas notas. Rara vez evaluamos la evolución de la persona.

Desde el punto de vista del beneficio de la persona el reconocimiento del logro tiene sentido cuando hay un resultado en el que la persona aumenta sus capacidades. Pero este tipo de reconocimiento se ha extirpado de la escuela primaria, mediante el retorno a la evaluación comparativa (suficiente, insuficiente, bien, notable, sobresaliente…). Nuevamente las calificaciones valoran si un niño alcanza los contenidos mínimos, y se abandona la evaluación del “progreso”, de la evolución (el logsiano “progresa adecuadamente” o “progresa insuficientemente”).

Así las cosas, tengo alumnos que han evolucionado de forma admirable, pero las calificaciones no les permiten alcanzar el aprobado… sin embargo destacan por su progreso. Al mismo tiempo otros alumnos logran aprobar aunque sus competencias y su madurez están estancadas desde hace al menos dos años.

Lastimosamente en la vida cotidiana hacemos lo mismo: compararnos con los demás, no con nosotros mismos. Esto es especialmente cruel e injusto para la educación primaria, en la cuál no estamos otorgando un título profesional ni universitario. Pero una vez más, parece que el principal objeto de la educación básica es lograr titulados universitarios, no personas responsables de su vida.

De esta forma lo que ocurre es lo siguiente:
-los alumnos que merecen un reconocimiento por su esfuerzo, difícilmente lo consiguen, desvalorizando así su progreso.
-los alumnos que no han evolucionado obtienen un reconocimiento que no se ajusta a su progreso, reforzándo así su inmadurez.

La solución, mientras no volvamos a un sistema en lo que importe sea la educación y no los títulos, es que los profesionales compensemos lo que las leyes lamentablemente no hacen. Los que creemos en esto.

Un abrazuco a todos.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088