Dame macarrones y aprenderé cálculo

tortiglioni raw pasta

Es alucinante ver a dos personas, una de 5 años y otra de 10 contando juntas macarrones con pasión. Esta mañana hemos empezado a repasar las multiplicaciones con niños de 5º y de 1º de Primaria ¡¿todos juntos?!
Por supuesto.

Los mayores me dijeron al recreo que habían disfrutado mucho con la lección de mates del día, asombrados de que les gustara. ¿La razón? Que en lugar de hacer las matemáticas con cifras, las hacíamos con objetos. El gran Piaget, que todos los maestros estudiamos en la carrera de Magisterio mostró que en estas edades las personas estamos en la etapa de operaciones concretas. Eso significa que necesitamos manipular, tocar y hacer para comprender, que las cosas no se comprenden a través de las palabras, sino a través de las manos, sólo en la práctica. Un niño entiende que un verbo es “comer” o “construir”, pero no puede entender que un verbo es “una categoría gramatical que identifica acciones”.

Los niños no comprenden las cosas a través de las palabras o el papel, sino a través de las manos.

Parece natural ver a una persona de 5 o 7 años disfrutando al meter en un vaso de plástico “el doble de 7 macarrones”. Pero que eso sea una experiencia significativa para una persona de 10 años parece más extraño.

Eso es porque el concepto de desarrollo y maduración está trastornado. Generalmente lo tenemos asociado a la edad, en lugar a las experiencias vividas. Estos niños que han empezado este año en Savia están todos en 1er curso de Aprendizaje Manipulativo. Por eso hoy contar el cuádruple de 6 macarrones ha sido toda una experiencia (según Piaget imprescindible para desarrollar el pensamiento abstracto posterior) para los que nunca lo han hecho (que son todos mis alumnos). Después lo hemos representado con cifras en el cuaderno. Pero eso no es tan interesante.

Lástima que estas personas hayan usado tanto tiempo en repetir cosas que no comprenden, y se planten en los 10 u 11 años sin tener una experiencia profunda de las cantidades. Ahora están recuperando el tiempo perdido “contando 24 macarrones y poniéndolos en un vasito”. Efectivamente, ha sido una experiencia que les ha apasionado.

El desarrollo se produce a través de las experiencias vividas, no de los años pasados.

Mañana toca hacerlo con monedas (el bocadillo les va a costar el doble de 4,50 euros). Pasado mañana será con centímetros (¡pinta una raya recta que mida el triple de 5 cm!). Sin lugar a dudas, el doble, el triple y el cuádruple son las multiplicaciones que usamos todo el tiempo. Al igual que mitad, tercio y cuarta y quinta parte son las divisiones esenciales. Además también son fracciones. Todo es lo mismo si lo estudiamos integrado y con las manos.

Un poco más tarde estuvimos haciendo un repaso de las restas con llevadas, también con macarrones. ¿Alguno de mis lectores sabría como hacer las llevadas con macarrones? ¿por qué nos llevamos una cuando el sustraendo es mayor que el minuendo? Hoy lo hicimos, y os prometo que ha sido una experiencia única, incluso para mí. Con pulseras de 10 macarrones. Ya si alguien me pregunta, otro día lo cuento. Y, oh magia, las personas que el viernes no comprendían las restas, hoy empiezan a entenderlas. Un abrazo.

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088