Alumnos y familias

EL ALUMNADO

1- ¿Qué cursos atiende la Escuela Activa Savia?

El grupo que denominamos “Ludoteca“de Juego atiende a niños de 3 a 5-6 años (incluye edades de infantil a 1º de Primaria). Tiene una capacidad máxima de 15 personas. Durante estas edades los contenidos educativos son los propios del currículum ordinario, pero consideramos que todo ha de enfocarse desde el juego con un objetivo de aprendizaje. Los niños pueden volcarse en sus intereses de juego de rol, manipulativo, construcciones, etc… al tiempo que empezamos a trabajar contenidos básicos de la comunicación oral y escrita, así como se empieza a conocer el mundo actual a través de centros de interés desarrollados de forma activa mediante proyectos colaborativos a un nivel básico.

El grupo de Primaria escolariza a niños de 6 a 11 años (de 2º a 6 de Primaria). Tiene una capacidad máxima de 18 personas. En este nivel se dedican diariamente dos horas a estudiar sobre un centro de interés a través de un proyecto grupal. Además cada alumno va recorriendo los contenidos básicos del currículum oficial junto con otros asuntos de su interés particular, durante lo que denominamos “tiempo personal”, de manera que aprende a decidir sobre sus aprendizajes, sus intereses, su ritmo… con el apoyo del docente y de sus compañeros.

Cada grupo tiene un docente responsable, teniendo la referencia de las ratios mínimas de alumnado de las escuelas públicas rurales.

Todos los niños comparten espacios pero cada uno tiene su educador y espacio de referencia que da seguimiento de su evolución, así como actividades y momentos propios.

2- ¿Aprenden bien con compañeros de otras edades?

Los grupos multinivel son muy enriquecedores y favorecen el desarrollo personal y el aprendizaje competencial.

Las diferentes necesidades de los niños según su edad no sólo no son un obstáculo para compartir espacios, sino que implican un excelente aprendizaje de los límites, el respeto y el apoyo mutuo. Lo importante es que la organización de la escuela permite que cada uno puede satisfacer sus necesidades. Esto es un enorme enriquecimiento porque todos los alumnos a lo largo de su escolarización aprenden con compañeros mayores, de su edad y menores.

Al igual que los hermanos de una familia en la que los padres saben mediar en los conflictos y crear un espacio compartido de respeto, el alumnado de nuestra escuela tiene distintas edades y así aprende a convivir -a veces juntos y a veces separados-. El aprendizaje de los límites y la colaboración se da en el encuentro con la persona de al lado al comprender que no es ni más ni menos que yo, independientemente del año en el que haya nacido.

De todas formas, a diario hay espacios y momentos propios por grupos de edad para algunas actividades conforme a nuestro horario, lo cual también es natural.

Por si no lo sabías, sólo en la provincia de Valladolid hay 12 escuelas unitarias públicas de educación primaria y otras 9 escuelas que juntan además niños y niñas de infantil y primaria, así que es una realidad normalizada en muchos pueblos de nuestra región.

3- ¿Qué pasa si mi hijo tiene necesidades educativas especiales?

Recibe la misma atención personalizada, tenga las necesidades educativas que tenga.

Todos los alumnos tienen necesidades educativas diferentes y en nuestro proyecto ninguno está señalado. Por las características pedagógicas de esta enseñanza, todos aprenden a su ritmo. Algunos necesitan más tiempo que otros.

Lo importante es que, gracias al un seguimiento individualizado, todos los alumnos reciben el mismo grado de atención independientemente de sus características.

Si detectamos una especial dificultad de aprendizaje que pueda implicar una necesidad educativa especial, lo comunicamos a la familia. En caso de necesitar un diagnóstico psicopedagógico, este puede ser realizado por nuestra psicóloga educativa, siempre que la familia lo autorice, o por personal externo de confianza. Dicho estudio supone un coste adicional.

4- ¿Qué pasa si algún alumno tiene un accidente o se enferma?

Se sigue el protocolo establecido.

  • Si es algo leve, se llama a los padres para que decidan qué hacer.
  • Si fuera grave, se llamaría a los servicios de emergencia y a continuación, a los padres.

5- ¿Se adaptan bien al pasar a secundaria?

En pocos meses están adaptados.

Esta es una cuestión que preocupa a muchas familias, y parece lógico. Sin embargo, no hay que llevarse a engaño: para muchos niños les resulta más costoso pasar a una educación autodirigida que al revés.

El paso posterior a una educación directiva no resulta problemática porque, en realidad, los alumnos de nuestra escuela resultan más preparados, porque la educación en nuestra escuela crea personas muy asertivas, reflexivas, responsables de su propio aprendizaje y respetuosas, con criterio, con motivación por su desarrollo personal así como una mayor capacidad y entrenamiento para comunicarse con los adultos de forma respetuosa y honesta.

Eso no quiere decir que no les suponga un esfuerzo, lo cuál no consideramos que sea negativo, ni tampoco pretendemos evitarlo. Por lo general es un cambio para el que están bastante mentalizados y conscientes y tienen herramientas suficientes para sobrellevarlo y adaptarse en algunos aspectos incluso mejor que los alumnos que proceden de centros ordinarios, por su capacidad de comunicación con el adulto, de pedir ayuda, de autonomía personal y de razonamiento.

Por otro lado, debido a la forma de educación que vive el alumnado general de educación primaria, sometido a un trato ciertamente infantilizado (muy directivo) en el que no se le da la palabra, al pasar a educación secundaria obligatoria se convierte en un alumnado pasivo, sólo interesado por aprobar exámenes y con escasa capacidad de resolución de conflictos. Este tipo de alumnado muy generalizado en las aulas de España es uno de los tormentos del profesorado de secundaria, que rara vez encuentra personas interesadas y participativas. Por eso estamos seguros de que sin duda, tras unos cuantos años en una educación que potencia todos sus recursos, el cambio a secundaria no requiere de ninguna capacidad extraordinaria, a excepción de la tolerancia, que es algo que trabajamos de forma constante. Por la experiencia de proyectos educativos semejantes al nuestro, enseguida están aclimatados.

Por nuestra parte, si lo piden los padres, ofrecemos un periodo de adaptación de salida, previo diálogo entre todos, para los últimos meses en la escuela. Este periodo está enfocado a comprender el funcionamiento de la escuela tradicional y que los alumnos se aclimaten a algunos aspectos de la educación estandarizada.

En el momento en que haya demanda suficiente pondremos los medios disponibles para establecer una alternativa educativa en el nivel de educación secundaria. En todo caso informamos a las familias sobre qué centros desarrollan proyectos educativos más coherentes con el nuestro.

6- ¿Estarán suficientemente preparados?

Por supuesto.

Para responder esta pregunta tan importante es esencial comprender el significado de la palabra “preparados”.

Memorizar es algo bastante sencillo para cualquier persona cuando tiene necesidad de hacerlo. En una escuela en la que se desarrollan competencias (capacidades) los alumnos salen mucho más preparados para cualquier tipo de actividad que los que sólo se dedican a hacer actividades en un cuaderno y a responder exámenes, pues esto último es muy sencillo de aprender.

Todos conocemos algunos docentes no aptos que trabajan con niños: aprobaron exámenes en la universidad y obtuvieron sus títulos. La conclusión es sencilla e indiscutible: es más fácil aprobar un examen memorístico que ser una persona competente y un buen profesional.

Sin duda, el desarrollo personal y académico en Primaria es superior en la enseñanza activa que en la enseñanza abstracta y memorística, no por el número de conceptos adquiridos, sino por el grado de comprensión de éstos. El aprendizaje comprensivo es notablemente más amplio y profundo que el aprendizaje mecánico, por lo que los alumnos que terminan la educación primaria en nuestra escuela tienen adquiridas competencias superiores y un desarrollo personal más integral que los alumnos de las escuelas convencionales.

LAS FAMILIAS

7- ¿Cómo pueden los padres participar?

La participación de los padres se concreta de las siguientes formas:

  • Todos los padres forman parte del equipo docente de la escuela, junto con los maestros. Por eso tenemos una reunión mensual (dos horas al mes) a la que asisten todos los padres. Esta reunión, que llamamos “Taller de familias” es un elemento de formación y aprendizaje muy importante en nuestra escuela.
  • Como expertos externos en los proyectos que se desarrollan.
  • Asistiendo a las reuniones con el maestro o solicitándolas en cualquier momento del año.
  • Apoyando aquellas actividades de los niños que implican una continuidad en los aprendizajes escolares.
  • Buscando el asesoramiento de los maestros sobre la forma más eficiente de apoyar a sus hijos en el aprendizaje.

8- ¿Qué formas hay para comunicarse con la escuela?

De forma presencial, online y telefónica.

De forma presencial

  • A través de reunión individual con el maestro, previa cita.
  • A través de los talleres de familia.
  • Al entrar o salir de la escuela, para asuntos muy urgentes.

De forma online

  • Por la web: Cada familia dispone de un usuario personal para acceder a la zona privada de la página web, donde estar informados del calendario de actividades y proyectos de la escuela, así como materiales complementarios que puedan ser de interés y trabajos realizados por los alumnos
  • Por e-mail: a cada maestro se le puede escribir a su cuenta para tratar cualquier asunto no urgente.

Por teléfono.

  • Mediante contacto directo con los maestros.

9- ¿Pueden entrar los padres a la escuela?

Sí, previa comunicación.

La escuela es un espacio abierto de aprendizaje y convivencia. De hecho somos los maestros y los propios alumnos los que invitamos a algunas actividades. Además puedes participar como asesor/experto en aquello que quieras aportar a los niños dentro de los proyectos desarrollamos.

Todo esto teniendo en cuenta algo muy importante: los padres entráis a la escuela como un adulto a disposición de todos los niños, no principalmente de vuestro hijo o hija.

Dicho acceso requiere de previa comunicación para que la presencia de los padres no interfiera con el desarrollo sano de la autonomía, puesto que no sería apropiado que los padres estuvieran habitualmente supervisando la actividad de sus hijos.

10- ¿Se admiten visitas externas?

Por lo general no.

Por respeto al alumnado, como norma general las visitas de adultos para conocer el proyecto en horario escolar no son admitidas excepto cuando hay un acuerdo para colaboración en algún proyecto, previo diálogo con la dirección.

Un día cada trimestre se hace una excepción a está norma, para dar a conocer el proyecto a otras familias interesadas que lo solicitan.

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico

Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico

Contacto

E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088