“Hijo, es que tienes que leer”

No soy muy dado a entrar en este blog en aspectos puramente académicos, pero esta vez voy a hacer una excepción.

Hace unos años tuve una tutoría con los padres de un alumno. Les pregunté lo típico: que qué tal veían al chico, que si estaba mejorando, si estaba motivado, etc… Ellos me dijeron que sí, que lo veían muy bien. Llegado un momento de la entrevista apareció el tema de la lectura, que es, sin lugar a dudas, uno de los objetos de preocupación de los planes educativos, de la inspección y de todas las pruebas nacionales e internacionales sobre los sistemas educativos.

Me dijo la madre:

»He notado un cambio increíble. Al principio de primaria mi hijo empezó muy motivado a leer. Pero el año pasado su profesor le obligaba a leerse dos libros por semana: uno de lunes a viernes y otro por semana. Y además, mi hijo tenía que leer el que le tocase, aunque no le gustara. Por si fuera poco, tenía que hacer un resumen obligatorio, que no le gustaba nada hacer. Pasados unos meses empezó a dejar la lectura, de tal forma que me empecé a preguntar si tendría que empujarle para que leyera. De hecho ya estaba empezando a decirle “¿no lees?”, “tienes que leer”.

»Sin embargo, desde que está contigo, lee a su ritmo, los libros los elige él de toda la biblioteca, se pone por propia iniciativa, y se planifica para hacer la sencilla ficha de lectura (“la voy a hacer hoy porque mañana si no no tengo tiempo”). Un día me dijo que un libro no le estaba gustando nada, y que lo iba a dejar: “mamá, es que me he leído ya no sé cuántas páginas y es un rollo”. Yo me alarmé, pero le vi escribir en la ficha de lectura que no le había gustado y por qué. Así que, asombrada, esperé a ver el resultado. Al día siguiente vino con otro libro y empezó a leer tan motivado como últimamente.

Este testimonio, extraído de una magnífica entrevista que tuve hace tiempo, de la que podría contar otras lecciones, ilustra el famoso refrán: más vale maña…

Respecto de la “ficha de lectura”, mis alumnos escriben el título, autor, editorial, personajes y su comentario personal sobre el aspecto más positivo o negativo de la lectura. A veces creo que sería mejor quitarla, pero, como la leen todas las semanas en clase y les encanta, pues de momento tiene más un efecto motivador que disuasorio. Además, en caso de que no la hagan, no la convierto en un castigo… obviamente.

Cuento esto autorizado por los padres del alumno para que estas buenas prácticas pedagógicas sean de dominio público. En la vida necesitamos personas que nos motiven y estimulen e ilusionen para vivir. En la lectura, como en todo lo demás, para motivar no sirven las obligaciones. No lo digo yo.

(*) Como bien sabéis todo lo que cuento en este blog está alterado para que nadie sepa de quién estoy hablando. Sin embargo los hechos son verídicos y aseguro que no hay nada exagerado respecto a la realidad. Nos vemos en el siguiente artículo. Abrazos a todos.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088