La magia se expande en la escuela

magia expande

Tras una feria de proyectos de ciencias en el colegio varios de mis alumnos se llevaron un gran disgusto. Varios de sus proyectos habían sufrido desperfectos o desapariciones. A un niño muy apenado le habían “extraviado” una docena de minicoches que había instalado en una preciosa maqueta hecha con goma eva.

La indignación no podía quedar así. Les dice:

-¿Qué necesitáis hacer?

Esto requirió una asamblea. Los ánimos estaban caldeados. Todos participaban, mientras yo les pedía que expusieran cómo se sentían y qué necesitaba cada uno. Algunos no habían padecido desperfectos pero se sentían fatal de no poder dejar sus cosas tranquilamente en el colegio, sin temor a que los demás las destrozaran. Finalmente Juana dijo:

-Vamos a las clases a decirlo, y a decirles que nos lo devuelvan.

Acordamos escribir un texto conjunto para leer en todas las aulas de primaria. Los alumnos iban redactando mientras yo lo escribía en la pizarra digital. El texto consensuado dice así:

Buenos días.
Os vamos a decir una cosa que nos ha pasado a algunos alumnos de nuestra clase con los proyectos de ciencias.
Algunos proyectos han salido de la feria un poquito rotos. A otros les faltaban cosas, o se habían usado y ensuciado.
Nos sentimos fatal por lo que nos han hecho en los proyectos. Nos hemos pasado muchos días haciendo los proyectos y nos han costado mucho. No hemos hecho todo eso para que nos los rompan.
Si alguno de vosotros ha visto que alguien haya cogido cosas de un proyecto, decidle que lo devuelva, por favor. Nos faltan: coches pequeños, plastilina, palillos, una cuerda de globo.
Si estamos en un colegio, lo primero es aprender a respetar y valorar el trabajo de los demás.
Adiós a todos, y muchas gracias por escucharnos.

Una vez terminado de redactar comenzaron todos a copiarlo a su cuaderno para poderlo leer. Según copiaban, algunos alumnos se me acercaban a proponer mejoras:

-Sobra la coma antes de la “y” final.
-No es “usado y ensuciado”, porque algunos los han usado, y otros los han ensuciado. Pon mejor “usado o ensuciado”.
-Debe poner “una cuerda de un globo”, no “de globo”
-Como es una enumeración, antes de “una cuerda de un globo” hay que poner “y” y quitar la coma.

Parece que el trabajo de enseñarles a redactar y poner signos de puntuación está teniendo frutos. Cuando me dicen cosas así, me quedo con la boca abierta. Están aprendiendo cosas muy importantes.

Una vez terminado, fueron en grupos de cinco a leerlo, cada grupo a un curso diferente. ¿Cuál pensáis que ha sido el resultado?

Muchos de los profesores les reforzaron y amplificaron la queja, tratando de ayudarles a buscar solución en las aulas a las que fueron. Otros les dieron caramelos en premio a la acción de concienciación espontánea que había surgido. Otros se pusieron a investigar. Muchos alumnos se sensibilizaron: es fácil pensar que el destrozo fue producido por un puñado de veinte o treinta alumnos “curiosos”, y a la mayoría también les parecía mal.

Dos días más tarde han aparecido la mayoría de los coches que fueron sustraídos. Los compañeros de otras clases han mostrado su apoyo por los pasillos y en las filas, sugiriendo soluciones o posibles “sustractores”. Ningún alumno que haya devuelto los coches ha sido castigado, lo que  refuerza el acierto de los niños que se han atrevido a reconocer la sustracción. Los alumnos de mi clase se sienten felices, y yo con ellos, porque es genial ver que cuando actuamos desde el corazón y con respeto (hacia nosotros mismos) la magia se extiendo por a nuestro alrededor.

Para terminar, tres breves reflexiones:

  1. No podemos acostumbrarnos a los destrozos, agresiones y pintadas que se producen en los espacios sociales. Es lamentable cuando ocurren estas cosas y pasamos al lado sin alzar la voz. Es un compromiso y un riesgo hacerlo. Y eso se aprende desde muy pequeño.
  2. Si los niños no hubieran tomado la acción de pedir que les devolvieran sus cosas, nadie se lo habría devuelto. Todo sentimiento nos ayuda a resolver una situación. En este caso, el enfado les dio la fuerza para encararse con compañeros de toda la primaria (incluso mucho mayores que ellos) para reclamar lo que consideraban justo. Pero no entraron en las clases desde el ataque y el reproche, sino expresando sus sentimiento.
  3. Es fundamental potenciar la iniciativa personal de los niños. Estas experiencias son un hito en su vida, y les van a dar mucho apoyo cuando se den otras situaciones en el futuro. No podemos crear niños sumisos y obedientes. Ese no es un objetivo educativo. Tenemos la responsabilidad de potenciar personas movilizadas, críticas y con recursos para afrontar los problemas por si mismas, sin que los adultos se las resuelvan.

Cambiar el mundo es posible. Y lo estamos haciendo.

Una respuesta a La magia se expande en la escuela

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088