Ley de la Paternidad Responsable

Justicia

Para apoyar a la infancia necesitamos un mundo adulto responsable. ¿Qué ocurre con los padres de los menores que abusan de otros, que destrozan elementos urbanos, que agreden o cometen hurtos, que dinamitan el espacio escolar al que asisten como estudiantes, que fuman y beben de forma consentida?

¿Es justo que un chaval entre a un centro de menores y los responsables de la educación de éstos no asuman su inoperancia? ¿Es responsable que en nuestra sociedad sean los niños que no han tenido otras oportunidades en sus familias los que sufran las consecuencias de la pobre educación recibida? ¿Qué ocurre con los que trajeron a la vida a dichos niños y después se inhiben del compromiso que adquirieron al hacerlo?

Frecuentemente estos padres se consideran a sí mismos víctimas de su ignorancia. Sin embargo esto es una excuso para seguir cómodos: “es que me ha salido así mi hijo”. El hecho es que no demuestran propósito de enmienda. Sino… ¿por qué sólo asisten a las Escuelas de Padres aquellos cuyos hijos menos lo necesitan?

¿Dónde están los padres de los menores más conflictivos? Si hay una serie de problemas reconocidos y de cierta importancia con sus hijos ¿qué están haciendo ellos mientras tanto?

En esta línea, estoy convencido de que es necesario que exista una Ley de Paternidad Responsable, con el objeto de que los padres asuman la responsabilidad de faltas y delitos que puedan cometer sus hijos en determinados momentos de su formación. Con ello no se trataría de evitar las medidas correctivas a los hijos, ni mucho menos, sino de que sus padres asuman que necesitan seguirse formando y compensar a la sociedad por el daño que ha provocado su ineficaz educación. Por qué a los padres se les permite evadirse de su tarea.

En este sentido debieran considerarse faltas las ausencias en el seguimiento en la marcha escolar de sus hijos o el consumo tolerado de sustancias prohibidas a menores (tabaco y alcohol). ¿Por qué tenemos que pagar entre todos los ciudadanos las borracheras, comas etílicos y destrozos de unos críos a los que no les han enseñado a divertirse respetuosamente?

Esta ley, con finalidad preventiva, provocaría que todos los padres prestaran la atención necesaria a las consecuencias de su forma de vida y de su estilo educativo en el hogar. Por ello creo que tomarían un compromiso real en formarse en los asuntos educativos esenciales para tomar todas las medidas a su alcance para evitar males mayores.

De esta forma la paternidad/maternidad por primera vez dejaría de ser sólo un derecho e implicaría también una responsabilidad, más allá de la alimentación, la salud y el vestido. También así dejaría de ser toda la sociedad la que cargue con la inhibición que demuestran algunos padres ante la tarea que han asumido libremente.

La responsabilidad de los padres tendría que alcanzar al menos a los siguientes aspectos:
-el abono de sanciones económicas con las que reparar los daños, económicos y morales del comportamiento de sus hijos
-la realización de servicios a la comunidad (en centros de menores, tareas sociales, etc)
-la obligación de participar en programas formativos sobre cómo gestionar sus responsabilidades, organizarse, resolver conflictos, gestionar la agresividad, y las tareas en el hogar, etc.

Este tipo de sanciones debieran aplicarse a todos aquellos adultos que tuvieran la tutela de menores hasta la edad en la que los éstos puedan hacerse responsables por sí mismos de forma económica de los daños que provoquen.

Sólo una sociedad en la que los adultos asumamos nuestra responsabilidad será el germen de otra en la que los niños aprendan a respetar a los semejantes. Mientras esto no ocurra les seguiremos “echando la culpa” a nuestros niños de que es por su culpa, que siempre es más fácil. Eso se llama deflexionar la responsabilidad, y ya estamos mayorcitos para seguir repitiendo como si fuéramos niños pequeños… “fue sin querer” y “yo no he sido”.

¿Pero qué comunidad de adultos va a tener el valor para exigirse a sí misma un compromiso mayor con su infancia, más allá de llevar a sus hijos al colegio y que estén alimentados y vestidos? ¿Estamos maduros para algo así? ¿Quién se atreve a decir que no le parece justo una medida así? y al mismo tiempo ¿quién se atreve a decir que debiera implantarse?

Finalmente, si has llegado hasta aquí ¿qué te parece la idea? ¿la ponemos en marcha como iniciativa legislativa?

5 respuestas a Ley de la Paternidad Responsable

  • viergom dice:

    [Parafraseando a Les Luthiers] ¡Aleluya! ¡Eres un ciudadano de verdad!
    Sin duda por ahí va el camino, no solo hacia la paternidad responsable. También hacia la ciudadanía. Es ahora de darle un nuevo sentido a la frase “el que la hace la paga”.

  • Pingback: Ley de la Paternidad Responsable

  • mariajesus dice:

    Es difícil tarea la que nos propones. ¿Estamos de acuerdo?. Por supuesto.
    Hace tiempo sin embargo aprendí que ninguna gran batalla se puede empezar intentando llegar al final como primer paso.
    Tener hijos debería de ser una consecuencia del acto de amar e implícitamente la responsabilidad de seguir amando.
    Soy madre de tres hijos, he elegido compartir todo mi tiempo libre con ellos en familia, pero esto no es lo habitual. La mayoría de los padres todavía no se han dado cuenta de que esto es lo que buscan, con lo que han soñado antes de ser adultos, y no tienen la capacidad de elegir porque para ellos es renunciar y no pueden, viven atados de pies y manos por las adicciones de pertenencia a un grupo, sus obligaciones para con ellos, de pertenencia a un estatus, en el que hay que alternar obligatoriamente porque “lo necesitamos”, y mientras tanto los hijos esperan la llegada de sus padres, y ya en muchos casos ni la esperan.
    Podría extenderme en mi relato, pero en esto no voy a desgastar. Creo más eficiente conseguir que los padres de los hijos de los amigos de mis hijos, no se conformen con un perdoncito de los que sus niños dicen al mismo tiempo que dan el empujón o el puñetazo, que esto lo veo casi a diario y en mi mente tengo a dos que siempre están pidiendo perdón y su madre disculpándose al decir al otro niño (el que se rasca la patada), “ha sido sin querer, y ya te ha pedido perdón”, y su hijo una vez más se va de rositas….. Y son padres de los que se clasifican, como educados, responsables y coherentes, estos mismos jamás pagarían una multa, sabrían como eludirla.
    Por supuesto hay que regularizar con leyes pero la labor en la que podemos hacer más esfuerzo crece desde nosotros y en espiral a nuestro entorno es la mejor manera de multiplicarse.
    Conseguir que los padres, no sólo los que no lo necesitan (como bien comentas) encuentren el apoyo y la ayuda necesaria para iniciarse en tal empeño, me parece labor más que suficiente. La Ley llegará sola sin esfuerzo, sabremos cuando es el momento.
    Por supuesto Gracias por permitirnos compartir….

    • Estoy de acuerdo con lo que dices. Y creo que es importante actuar en todos los ámbitos posibles. Cuantos más mejor. Se trata de sumar y multiplicar, no de restar y dividir.
      Cada uno tenemos un entorno de actuación. Los ciudadanos particulares tenemos una responsabilidad en lo inmediato. Y las entidades sociales en lo común. Un saludo María Jesús.

  • johanna dice:

    de hecho me parece sumamente interesante tu propuesta, hace poco leia la ley de paternidad responsable, pero lo único que nos presenta de responsable, es la obligatoriedad de la pensión alimenticia, pero como bien no dijiste el dinero no educa, no escucha para cuando los adolescente tenemos problemas, si bien el dinero es sumamente necesario, es mucho más necesario saber que siempre contaras con tu padre y tu madre que ambos están dispuestos a jugarse todo por ti, por ayudarte.
    yo no soy mamá es algo que si me gustaria ser pero mucho más adelante, y creo también que debe ser una labor muy dificil por que los adolescentes somos muy cambiantes es por ello que contar con el apoya de nuestros padres es de vital importancia desde muestra infancia… Excelente tu idea

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088