Mi hijo no estudia y fuma porros

image

Así reza una consulta en una página web en la que los padres buscan ayuda en la educación de sus hijos. Efectivamente suena como un anuncio clasificado de un periódico. Y me parece increíble que haya padres que esperen 15 años para preguntarse qué están haciendo.
Cuando queremos afrontar este tipo de situaciones desde la terapia, nos encontramos con una realidad que debía haber sido afrontada hace muchos años. Son todas esas cosas que se podían haber hecho cuando el niño tenía 4, 5 o 6 años, pero los padres decían que aún era muy pequeño, que tenían que ser comprensivos, que son cosas normales de su edad, que todos los niños hacen eso, que los niños tienen que hacer lo que se les diga y punto.
Lo más importante que los padres pueden hacer durante la infancia es tener una buena comunicación con sus hijos. Algo tan evidente y que suena tan fácil no lo es en absoluto. Siendo sinceros, a los adultos de hoy en día solamente nos enseñaron el famoso refrán que dice: “los niños a oír, ver y callar”.
Sin duda alguna el verbo que más conjugan los padres es el verbo tener. Pero no me refiero a tener cosas sino a “tener que” hacer cosas: tienes que levantarte, tienes que recoger, tienes que hacer los deberes, tienes que escuchar, tienes que portarte bien. También hay veces que les preguntan a los hijos diciendo cosas como: ¿que tienes que hacer hoy? ¿tienes todo recogido? ¿tienes los dientes lavados? ¿tengo que llevarte algún sitio? Y así hasta el infinito.
De esta forma los niños no aprenden a darse cuenta de sus necesidades si no solamente a pensar en sus obligaciones.
Escucho Supernanny en la cocina hablando sobre lo que “tiene que hacer” una niña. Y escucho reproches pero no hay interés real por la persona, por lo que necesita.
Cuando llegan a la adolescencia la comunicación con los padres es cero porque ya saben lo que sus padres les van a decir: lo que tienen que hacer. Y como en realidad llevan años escuchándolo pues es lógico que ya no quieran más.
¿cómo sería entonces una comunicación positiva entre padres e hijos?
1. Dejando los interrogatorios que hacen los padres a los niños nada más que salen del colegio.
2. Preguntando por las necesidades que tiene el niño o la niña en lugar de imaginárselas.
3. Dedicando tiempo a hacer cosas juntos en lugar de dedicarse a hacer tareas en las que el adulto supervisa y el niño obedece.
4. Conjugando el verbo necesitar en lugar del verbo tener que. Centrar la comunicación en las necesidades en lugar de las obligaciones.
Para terminar, ¿qué le puedo decir a los padres del chico? Les preguntaría ¿cómo es que han llegado a este punto?

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088