Miedo al médico y emociones inexplicables

Niño y pediatra
¿A qué se debe el miedo de los niños al médico? Resulta un poco desconcertante que a menudo por más que los padres tratan de tranquilizar a sus hijos ante el hecho de que no pasa nada y que el médico les va a ayudar, los niños reaccionan con un fuerte rechazo.

El hecho es que a menudo los padres con sus palabras dicen que ir al médico es algo necesario, y que les cuida para que estén sanos, pero al mismo tiempo están muy tensos por el miedo al daño o la enfermedad de su hijo. Los niños perciben mucho mejor la tensión corporal o del tono de voz de sus padres que la información verbal… Y eso es lo que reflejan. Es algo inconsciente, muchas veces tanto para los padres como para los niños y responde a la lógica “si mi padre está angustiado por tener que ir al médico… será que hay motivo”.

Ocurre que en la cultura humana occidental creemos que la vida discurre entre las palabras y las ideas, y por ese motivo se nos escapan muchos elementos que desconocemos. Cuando vamos a resolver un conflicto, discutimos, damos opiniones y razones, como si eso es lo que hace que la realidad la interpretemos como conflictiva. En el campo humano, lo que nos mueven son las emociones, y el cuerpo (y, dentro de él, la voz) es el mejor indicador de éstas. Los niños lo entienden de forma natural.

Los padres necesitan aprender a conocer sus emociones, sus miedos al futuro, sus angustias y su rabia. Mientras no lo logren seguirán ocurriendo situaciones inexplicables… tanto como esa infinita lista de situaciones de “enfermedad leve” en las que los médicos no tienen explicación, normalmente porque la explicación no es médica sino emocional.

Las palabras se las lleva el viento,.

3 respuestas a Miedo al médico y emociones inexplicables

  • Pilar dice:

    Mmmmm, en cuanto al miedo al médico de los niños, por experiencia advierto de que no se trata sólo de la actitud de los padres, también de la propia experiencia del niño con los médicos. Aprenden pronto que “bata blanca”=incomodidad, miedo, manipulacion del cuerpo poco respetuosa. Creo que también influyen otros elementos como el embarazo y el tipo de parto: niños que han vivido un parto poco respetuoso y estresante para ellos tienen un nivel de alerta alto. Esto hace que reaccionen de manera “desproporcionada” a las visitas al galeno. Otra cosa a tener en cuenta son los profesionales de pediatría que no tienen ni una palabra amable ni una mirada para el niño al que están revisando. Por eso las situaciones de tragedia en las visitas al medico pueden comenzar en el nacimiento y prolongarse hasta que el niño es capaz de “comprender” lo que es un médico y su razón “2controla sus emociones.

  • Claro las experiencias de los niños son traumáticas, cuando en su acción no pueden lograr lo que necesitan.
    Bata blanca + me toca en la barriga + siento dolor + no me puedo apartar = como ir al matadero.

    El olor es muy importante en el tema médico. Tengo un recuerdo muy intenso de ir al médico y los olores de la consulta doméstica (no hablemos del ambulatorio).

    Otro asunto es la velocidad. El tiempo de los médicos está contado. Llego, me meten un palo en la boca, siento arcadas, me tumban, me pinchan… Todo en tres minutos. Es demasiada manipulación para una persona.
    Y luego importa lo que más la habilidad social de los profesionales.

    El otro día me sacaron una muela del juicio. Lo mejor… el dentista, fue excelente lo relajado que estaba, lo agradable que me resultó. Estaba pendiente de mí. Ni me dolió, ni sufrí… Y sólo necesité tomarme un nolotil. ¡Impresionante!

    Si me permites parafrasearte… creo que también influyen otros elementos como el embarazo y el tipo de parto: MADRES que han vivido un parto poco respetuoso y estresante para ELLAS tienen un nivel de alerta alto…

    Un saludo. Fran

  • Beckyblue dice:

    Pili, recuerdo que la médico que nos correspondía a mi familia cuando yo era pequeña estaba continuamente de baja por depresión. Era buena médico pero siempre andaba de mal humor. Yo no tenía especial miedo en ir, tambien es cierto, que he tenido que ir muy poco, por simples catarros y cuatro cositas sin importancia, pero la verdad que si me acuerdo de su mal trato. Concretamente una vez fui por una gripe fuerte y me preguntó donde me dolía. Yo empecé a hablar y me gritó que hablara más fuerte. Mi madre se cuadró y la dijo: oiga, si usted no está lista para trabajar y dar un mejor trato, vuelvase a su casa. A partir de ese momento, nos trató de otra manera, te lo aseguro.

    Antes al menos el médico te miraba, te tocaba. Ahora, hay una mesa de por medio y el doctor se pone a escribir en el pc. Solo si es necesario, te pasan a camilla.

    Fran, si te diste cuenta aquel dentista llegó a la clínica despues que nosotros. Llegó con una super sonrisa y un humor agradabilisimo. Esa es otra de las diferencias.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088