Niños adictos a la mirada de los demás

Todos conocemos a algún niño que inexplicablemente parece tener adicción a que lo miren. Estos niños parecen no tener fin en su demanda, y nunca parece suficiente. Son fácilmente observables las situaciones en las que los niños están actuando por la forma en que miran cómo reaccionan los demás a su actuación.

Hay dos cosas eficaces que se puede hacer para ayudar a estos niños, sin morir asfixiados nosotros en el intento.

La primera es comprender una regla de oro. Si no hay espectadores, no hay función. En estos casos, si deshacemos la situación en la que el niños está actuando. Eso significa, o bien salirnos nosotros de la situación-espacio o bien sacar al niño de éste. De repente y de forma casi mágica, se deshace ese afán.

La segunda es prestar atención de calidad, es decir, en las situaciones en las que el niño de verdad hace algo valioso, en las que está equilibrado y sacando su potencial de forma saludable. El afecto con estos niños es el camino principal para prestar esa atención de calidad. Pero ese afecto es importante que sea expresado mediante el cuerpo, más que con las palabras.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088