Padres propietarios

¿Tienen los padres derecho a educar a sus hijos como les venga en gana?

O ¿tienen derecho los hijos a una educación en la que no les laven el cerebro introyectándoles cosas sobre ellos mismos, sobre cuál es su misión en la vida, sobre cómo son, y quién es bueno o es malo?

Necesitamos una nueva generación de derechos de infancia en la que se les mantenga libres de toda esa basura mental.

7 respuestas a Padres propietarios

  • Ana dice:

    Un saludo!

    Está bien tomarse tiempo para hacer esas reflexiones, si los padres y madres somos propietarios de nuestros hijos e hijas o no y si tenemos los padres y madres derecho a educar a “nuestros” hijos e hijas como nos venga en gana.

    Por supuesto, cada cual tenemos diferentes ideas.

    Para mí está claro que no somos propietarios de nuestros hijos e hijas, sino RESPONSABLES, que es muy distinto. Coloquialmente hablamos de “nuestros”, “mi” y eso a veces nos hace perder el rumbo y olvidar que son de ellos y poco a poco NUESTRA responsabilidad dejará de serlo y serán autosuficientes, independientes…

    En cuanto a la segunda reflexión, que alguien me explique cómo puedes educarles sin traspasarles lo más íntimo de tu alma. Sería como educar con guantes…no toco no traspaso…, no influyo en su pensamiento…
    Otra cosa es educar en libertad, sin etiquetar y ayudando a que desarrollen una buena autoestima y ya es bastante difícil éso como para hacerlo de manera aséptica.
    Creo que estamos “condenados” a repetir los gestos y la manera de resolver conflictos de quienes nos educaron. Trascendemos tanto las ideas, como la manera de colgar los calcetines, que en cada casa es diferente. Luego, en su madurez cada cual aprenderá nuevas maneras, nuevas ideas que ayuden a cambiar el poso que nos dejaron y legar algo diferente a las siguientes generaciones.
    ¿Es justo?. Dices “necesitamos una nueva generación de derechos de infancia en la que se les mantenga libres de toda esa basura mental”.
    Y pienso que es bueno hacer reflexión. A través de muchas utopías se ha llegado a cambios muy positivos para la humanidad.

    • Qué de acuerdo estoy en que la palabra “mí” nos hace perder el rumbo en ocasiones. También lo habitual es que nos relacionemos con los niños (y con las personas en general) en base a la etiqueta que tienen para mí, no como personas: “Es mi hijo, soy su padre; es mi alumno, soy su profesor; etc…” y perdemos la realidad, y es que todas esas son etiquetas funcionales.

      El binomio de roles padre/madre-hijo/hija son los roles complementarios de la función de la crianza.El profesor/a-alumno/a son los roles complementarios de la función del aprendizaje académico. Todas esas etiquetas sin función no significan nada… y muchas veces les otorgamos preexistencia ontológica y valor moral.

      Si no hay función, el rol es una palabra vacía que manipulamos para justificar nuestra necesidad de control, de tener al mundo a nuestro servicio. “Es que es mi hijo, y por eso tiene que…”… “es que soy su padre y por eso”… La justificación nace de la responabilidad de operar adecuadamente a la función, no al título. Si la función no se ejecuta adecuadamente, el título es papel mojado. Y de hecho en la vida así ocurre. ¡Cuántos hijos niegan el título de padre/madre a sus progenitores tras haber sido víctimas de abusos o de abandono! Esas actitudes, más que de malos hijos son de personas centradas con una sana capacidad de autoprotección.

      La principal basura mental es meter en el coco títulos, categorías y clasificaciones para controlar a nuestros pequeños.
      ¡Como si poder enarbolar un rol nos autorice para ejercer poder, en lugar de que el rol implique una responsabilidad!

      Gracias por tu valiosa aportación.

  • aaaa dice:

    Lo complicado es establecer lo que es lavado de cerebro y lo que no… por lo demás, creo que los niños tienen derecho a una educaicón dodne no les laven el cerebro.

    • Para mí la educación sexista y etiquetadora actual es un lavado de cerebro aún muy habitual. Lavado de cerebro es decirle a un niño cualquier frase del tipo “eres… guapo, tonto, pesado, desordenado, sucio, inteligente, capaz, incapaz, duro, sensiblón, pacífico, agresivo”, y decírselo obiando que también es todo lo contrario al mismo tiempo.

  • Lola dice:

    Creo que los niños tienen derecho a una educación que les enseñe a pensar, que les explique que existe ésto, ésto y ésto… y que se les den las herramientas para elegir qué pensar sobre eso y que desean para si mismos…

  • maríajesus dice:

    Es tarea en la que me empeño aprender a educar a mis hijos de esa manera que casi no se, dejándoles ser, sentir, percibir, no seré yo quien les enseñe a pensar, si lo intentase estaría manipulandoles, esto no es fácil ni dificil. Para nosotros es convivir con una gran dosis de amor en familia, ahora ya no hay renuncias, son elecciones. Es para los adultos una necesidad recuperar la capacidad de elección desde la ausencia de prejuicios, creencias, paradigmas…., todo lo que vayamos consiguiendo para nosotros mismos será lo que consigamos para nuestros hijos. Gran error el de la educación recibida en el que los demás se anteponen siempre a nosotros mismos, nada puedes sanar si no estas sano.
    En una ocasión me abrieron los ojos con una sabia reflexión…, la pregunta que me hicieron fue : ¿qué quieres dejar a tus hijos de herencia?, mi respuesta inmediata “la paz que yo busco y anhelo”, él, ya viejo y por viejo sabio me dijo en voz baja, “nada podrás dejarles que no tengas”….

    • Me encanta ver que está surgiendo una conciencia muy grande sobre estos asuntos, aunque aún queda mucho camino por recorrer en esta sociedad. Sobre la paz… voy a escribir otro post.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088