Por qué la LOMCE no va a cambiar nada

lomce

Todos los medios de comunicación están recientemente anunciando que la inminente Ley Orgánica de la Mejora de la Calidad Educativa va a ser la séptima norma de este tipo de los últimos 37 años de democracia en España.

Hay unas razones bastante obvias que permiten anticipar que de poco o nada va a servir este cambio legislativo (me referiré a Primaria):

  • Ninguna de las reformas educativas se ha aplicado en el plano pedagógico. Los docentes siguen haciendo lo mismo que en los años 80: explicar el tema, mandar ejercicios, y examinar. Castigar al que no hace los deberes y premiar al que los hace. La LOGSE nunca fue aplicada: no se llegó a trabajar realmente desde el aprendizaje significativo. La LOE aún no se ha aplicado: los docentes siguen dando “temas” y “teoría” en lugar de desarrollar competencias básicas, que son el verdadero objetivo de la ley vigente.
  • Actualmente ya se está dando la máxima prioridad en la docencia al esfuerzo y a la evaluación: ya se hacen multitud de exámenes y las calificaciones son la prioridad de docentes, padres y alumnos. La existencia de exámenes externos no puede provocar una mejora de la calidad educativa. En todo caso generará más estrés de docentes y alumnos ante las calificaciones, o una mayor competición entre centros educativos. Es obvio que más exámenes no van a provocar mejores resultados. Eso ya se hace: el camino es otro con toda seguridad.
  • El debate sobre el concierto a centros que separan a los alumnos por sexos (llamado educación diferenciada) va a afectar a un puñado de alumnos y colegios. Es una medida política para congraciarse con determinados centros. Este aspecto, al margen de su constitucionalidad, no va a afectar casi a la totalidad de los estudiantes.
  • El cambio de porcentajes de contenidos trabajados en cada idioma tiene un carácter político y no pedagógico. El asunto importante no es el porcentaje de contenidos que determina cada comunidad, sino cómo se trabaja cualquiera de ellos. En Finlandia los centros tienen una enorme libertad para plantear asignaturas y contenidos y sin embargo los resultados siguen siendo muy positivos.
  • Se suprime la organización de la educación primaria en ciclos, y se queda en 6 cursos. Esto permitirá la repetición en cualquier curso de la primaria. El verdadero problema es que los padres no quieren aceptar que sus hijos a veces necesitan repetir, y tratan de imponerse en los colegios cuando se les plantea este hecho.
  • La división de la asignatura de Conocimiento del Medio en Ciencias Sociales y Ciencias Naturales no hace otra cosa que parcelar más el conocimiento, y lo que los alumnos necesitan para mejorar su comprensión es más integración. El mismo perro con dos collares.
  • En 3º de Primaria y en 6º de primaria se realizará una prueba sin validez académica para comprobar el nivel de los alumnos y tomar medidas de refuerzo. ¿Alguien cree que sus profesores y sus padres no saben en ese momento cuál es el nivel de competencias reales, llegado ese momento? ¿Acaso no se están tomando ya medidas de refuerzo con los alumnos que lo necesitan? ¿Qué aporta tener un examen que nos dice lo que los docentes ya sabemos a las pocas semanas de empezar el curso?  ¿Para qué se realiza ese gasto?

¿Cuál es la razón de este sin sentido?

Los que hacen cambios legislativos ideológicos no entienden cómo estimular a los alumnos, motivarlos, respetarlos, promover su responsabilidad y autonomía. Utilizan el látigo, en lugar de la zanahoria. Los exámenes son un látigo… No hay animal que avance a gusto a latigazos. Y nadie quiere estar en un sistema que le trata a golpes. Esa es la causa del fracaso.

De hecho la principal causa del abandono/fracaso escolar es el malestar de los alumnos ante el sistema educativo (y quizá también otros factores familiares). Ese malestar viene producido por:

  • Los contenidos que se estudian en la escuela.
  • La forma en que se estudian.
  • La monotonía del trabajo diario: deberes con actividades rutinarias y obligatorias sin sentido.
  • Una práctica docente basada en el trabajo individual, el silencio, la sumisión, la quietud y la obediencia, en lugar de la creatividad, el respeto, la iniciativa personal y el trabajo en equipo (tal como determina la ley).
  • La obsesión por los estudios universitarios que impide desarrollar competencias básicas (conforme a la ley) y se centra en preparar a los alumnos en las etapas obligatorias “para la universidad”, con el consiguiente enfoque teórico, memorístico y mecánico en lugar de comprensivo y competencial.
  • La obsesión por la evaluación externa (de docentes y padres) en lugar de la autoevaluación y los propios objetivos de mejora.
  • El trato recibido por los profesores.
  • La incompetencia emocional de los miembros del sistema educativo.
  • Las críticas, desprecios, etiquetas y falta de comprensión de las necesidades e los estudiantes por parte de los docentes y sus padres.

El cambio es fácil… y no requiere de ninguna ley. La LOE ya tiene los ingredientes necesarios para acabar con el fracaso escolar… si los docentes y las editoriales la aplicasen.

(*) La información sobre el borrador de la LOMCE extraída de:
http://www2.fe.ccoo.es/andalucia/docu/p5sd9631.pdf

Una respuesta a Por qué la LOMCE no va a cambiar nada

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088