Prefiero no ser normal

Me asombra el interés de tanta gente por ser normal. Los padres preguntan “¿es mi hijo normal?”. Los compañeros de trabajo dicen “eso no es normal”.

Si normal es lo habitual, lo generalizado. Y nuestra sociedad gracias a tanta normalidad está como está… ¿para qué anhelamos tanto la normalidad?

La normalidad nos lleva al cotilleo, a la cutrez cotidiana, a la preocupación por la imagen, a dedicar la vida a trabajar para pagar la hipoteca y el coche, a no tener tiempo de relax, a una vida sexual deficiente, a adicciones de alcohol y tabaco, a obesidad… ¿se puede saber para qué queremos que nuestros niños sean normales? ¿qué normalidad queremos para ellos? ¿la normalidad de una pareja que no está con sus hijos para poder pagarse todos los gastos que necesitan para vivir? ¿la normalidad de trabajar más de la cuenta? ¿la normalidad de tener hijos adolescentes descuadrados y desmadrados?

Así visto… prefiero que mis niños no sean normales. Que sean anormales, extraños, raros, es decir, felices, que trabajan lo justo, que disfrutan de todo el tiempo que quieren con su familia, que tienen un cuerpo sano, que tienen unas relaciones familiares afectuosas, respetuosas y cordiales.

Prefiero la anormalidad.

Deja un comentario

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088