Tres cuentos y tres trucos divertidísimos

libro volador

Seguro que has escuchado muchas veces la historia de Caperucita Roja, pero… ¿sabías que la caperuza era tan roja como un tomate, que el pastel era redondo como un plato, que el lobo era tan alto como una jirafa, que el camino por el bosque era largo como una serpiente, que la abuelita estaba tan asustada como un pajarito recién nacido, que el lobo se comió a la abuelita de un bocado como un oso pescando peces, que la nariz y las orejas del lobo eran tan grandes como las de un elefante, que el silencio que se encontró el cazador en la casita era tan grande como dar un paseo por el campo, y que al cazador se le ocurrió abrir la barriga del lobo para sacar a caperucita y a la abuelita como si fuera un pescatero limpiando pescado? ¿A que es asombroso?

Pues no es menos lo que te puedo desvelar de la historia de Los Tres Cerditos: ¿sabías que los tres cerditos es una historia de hace 5000 años, que eran tan vagos que nunca habían movido un dedo, que el lobo se los quería comer en cachitos pequeñísimos, que el lobo derribó la casa de paja soplando un huracán, que al cerdito se le desgastaron las pezuñas de correr a la casa de madera, que el lobo derribó la casa de madera soplando mil torbellinos, que a los dos cerditos se les rompió toda la ropa de correr tan rápido a la casa de madera, y, lo que es más alucinante, que el lobo sopló tan fuerte para tirar la casa de piedra que aparto el sol de la tierra pero la casa no se cayó?

Los Siete Cabritillos y el Lobo quizá es una historia menos conocida, pero seguramente sea porque mucha gente ignora que la puerta de la casa de los siete cabritillos, cuando vió acercarse al lobo dijo “¡ay, dios mío, que me va a arañar entera y la madera se me va a romper!“. Además, cuando el lobo se puso unos calcetines blancos para tratar de convencer a los cabritillos que era su mama, los calcetines dijeron: “¡vaya peste, los pies de lobo, me voy a asfixiar!“. Más tarde cuando los cabritillos abrieron la puerta, ésta dijo asustada “¡ay madre, que se va a comer a los cabritillos!“, y la cama les dijo a los cabritillos: “chicos, esconderos aquí, ¡corred, corred!“. Estoy seguro de que si la gente lo supiera, esta historia no se le olvidaría jamás.

Estas y otras han sido las invenciones de los niños de Savia durante el taller que ha hecho Pilar Gómez sobre los recursos literarios de la comparación (también llamado símil), la hipérbole y la personificación. Todos los niños, desde los 3 a los 11 años han participado con ilusión. ¡Gracias a Pilar, directora de Crianza en Familia, que ha venido desde Cantabria para hacer este taller con los niños, hemos estado aprendiendo y divirtiéndonos con estos trucos!

La Escuela Activa Savia
es miembro de EUDEC
eudec
Convenio Educativo conUniversidad Camilo José Cela

Información

CONTACTA
PARA SOLICITAR
UNA ENTREVISTA
SI DESEAS HACER PRÁCTICAS
O DESEAS MATRICULAR
A TU HIJO/A EN SAVIA
ENVÍANOS UN E-MAIL

Correo electrónico
Pincha aquí para acceder a tu correo electrónico
Contacto
E-MAIL
info@escuelasavia.es

TELÉFONO
665 121 088